Crisis en la pareja

Esta página indica qué es la crisis en una pareja y distingue entre crisis normales y superables o crisis peligrosas que ponen en riesgo la relación y qué puede hacer una terapia de pareja en esos casos.

Parejas en crisis

Teresa Vaquero Romero Psicóloga.

Sexóloga. Especialista en terapia de pareja

Todas las parejas pasamos por periodos de crisis, unas antes, otras después, crisis profundas o superficiales, crisis breves o duraderas, es inevitable pasar por momentos de enfado, de bronca o de desconexión y tener la experiencia, a veces, desconcertante de que con cada crisis nuestros sentimientos de amor cambian. De la certeza de sentir amor por nuestra compañera o compañero de vida, podemos pasar a tener dudas de amor que llegan a atormentarnos. En nuestra cabeza rondan preguntas sin respuesta: “no siento lo mismo que antes, ¿será normal?, no te quiero tanto como al principio, cuando discutimos no “puedo ni verte”, no me gustas cuando no contestas a mis preguntas o lo haces con mala cara, ¿será que ya no te importo?”

En general, las parejas tenemos recursos para resolver nuestras diferencias y restaurar los sentimientos de amor dañados. Todo vuelve a la normalidad y seguimos nuestra vida juntos, tranquilos y seguros. Sin temor a una nueva crisis, pues, como hemos superado la última, sentimos que podremos afrontar todas las que vengan y seguir adelante.

Sin embargo, no es fácil saber recuperar el equilibrio después de la tempestad, o aunque lo hayamos hecho, puede que no nos sintamos tranquilos ni seguros, sino temerosos ante la posibilidad de volver a encontrarnos otra vez en la misma espiral. En esos casos, sentimos que a la siguiente embestida la relación puede naufragar, que nuestro amor no aguantará otra bronca, otra mirada desafiante, otra semana sin hablar.

Cada uno/a nos enfrentamos al desamor de manera particular, unos/as nos alejamos, nos replegamos, nos quedamos congelados, cuando sentimos que algo va mal en la relación. Otros/as, ante el mismo sentimiento, buscamos con ansia el contacto, intentando aclarar qué pasa en nuestra relación para sentir que todo se puede solucionar. En ambos casos los dos sufrimos ante la desconexión y tememos perder el vínculo, pero cada uno tratamos de resolverlo a nuestra manera. No es fácil entendernos en esos momentos, ni darnos cuenta de que el otro sufre igual que nosotros, que ambos queremos lo mejor para la relación y anhelamos paz y tranquilidad.

Si esta situación se repite una y otra vez, va quedando en cada miembro de la pareja un sentimiento de temor e intranquilidad, que poco a poco empaña el sentimiento de amor y altera la convivencia. La comunicación de pareja se va deformando: “no nos entendemos, cualquier cosa nos lleva a discutir o malinterpretar”…El tiempo no mejora la situación, las vacaciones, los hijos, una escapada romántica, tampoco suele funcionar.

Es hora de que busquemos ayuda de un buen profesional.

Si bien existen diferentes enfoques en la terapia de pareja, hay dos terapias que tienen como base una teoría probada y han mostrado con estudios experimentales su eficacia: La terapia conductual de pareja y la terapia de pareja enfocada en la emoción (Rathgeber, Bürkner, Schiller, y Holling, 2018). En nuestro Centro integramos ambas adaptándolas al problema concreto de cada pareja.

El objetivo de la terapia conductual es aumentar nuestras interacciones positivas y de apego en las parejas utilizando técnicas conductuales.

La terapia de pareja focalizada en las emociones ha encontrado la manera de sacar a la pareja de esta espiral de malos entendidos, ayudándonos a mejorar nuestra manera de comunicarnos y sobre todo a volver a sentir con claridad el amor que creíamos perdido. La relación vuelve a ser el lugar seguro donde queremos estar y nuestra convivencia se torna apacible y armoniosa. No se necesitan muchas sesiones para que nuestra relación empiece a mejorar y las terapias pueden finalizar en 12 o 15 sesiones si todo sigue un curso normal y no hay otros problemas más profundos que también se pueden abarcar.

Todos anhelamos encontrar el amor, deseamos hallar un compañero o compañera de vida con quien compartir nuestro día a día. Es posible amar y cuidar a alguien especial, que a su vez nos cuida y nos ama, mientras nos amamos y cuidamos a nosotros mismos. Y es el objetivo de la terapia de pareja centrada en las emociones.  Encontrar el equilibrio entre nuestra autonomía personal y una dependencia saludable en nuestra relación de pareja, sin la menor duda, es la mejor posición desde la que podemos afrontar la vida en el resto de áreas con éxito y felicidad.

Si la relación dañada sana, también se cura nuestro corazón, nuestros hijos crecen en un entorno alegre y tranquilo con padres seguros y confiados, afrontamos los problemas con determinación y es más fácil que las decisiones que tomamos sean acertadas. Nuestra vida cambia de color y se llena de sentido. Si NOSOTROS estamos bien, podemos con todo, el AMOR nos ayuda a vivir plenamente.

Bibliografía

Rathgeber, M., Bürkner, P. C., Schiller, E. M., & Holling, H. (2018). The Efficacy of Emotionally Focused Couples Therapy and Behavioral Couples Therapy: A Meta‐Analysis. Journal of marital and family therapy.

30/04/2019

Otros trabajos del mismo equipo
Otros trabajos del mismo equipo
Cursos para psicologosACT
Curso sobre la filosofía y teoría de ACT

Entra para verlo

Powered by
Quodem