Foto del equipo
Otros trabajos del mismo equipo

Cursos para psicologos

Cursos para psicologos

Cursos de terapia de pareja para psicologos


Curso de ejercicios de regulación emocional para todos

Ejercicios de regulación emocional


Relación de pareja a distancia por el coronavirus

En esta página se plantean estrategias para poder llevar mejor la separación que causa el confinamiento mundial para controlar la pandemia por el coronavirus Covid-19

Cuando tengo que pasar la cuarentena lejos de la pareja

Dr. José Antonio García Higuera

Teresa Vaquero Romero
Psicóloga. Sexóloga. Especialista en terapia de pareja

Miembros del equipo del:
Centro de Psicología Clínica y Psicoterapia García Higuera
C/ Hermosilla, 114 Madrid (España)
Tfno: 914119140

Envíales un mail

 

Estamos pasando por momentos especialmente duros, más aún si nos toca vivirlos alejados de las personas que amamos. Nada nos hace más humanos que nuestra necesidad de tocar, oler, besar, abrazar a nuestros seres queridos; padres, abuelos, amigos…y, en muchos casos, ahora no podemos.

Las restricciones de movilidad que sufrimos llevan a muchas parejas a pasar la cuarentena separados. La casuística de esta separación puede ser muy variada. Puede que el trabajo de alguno de ellos les impida pasar juntos el tiempo al que están acostumbrados, etc.  Otras parejas que viven cada una en su casa y tienen que pasar la cuarentena en sus respectivos domicilios.

Es inevitable echar de menos a nuestra pareja si está lejos, es natural que la necesitemos a nuestro lado y el no tenerla nos cause un gran sufrimiento. Más todavía porque son momentos difíciles en los que vemos a nuestro alrededor personas sufriendo, seres queridos que podemos perder y todo esto lejos del amor de nuestra vida. Pasamos por estos momentos de temor e incertidumbre y dolor lejos de la persona que nos comprende, nos cuida, nos apoya y nos hace sentirnos protegidos.

Podemos mostrar nuestro dolor en forma de queja: “puedo hablar contigo, pero me falta tu contacto y el consuelo de tu abrazo”. “Me siento triste, me siento solo, el sonido de tu voz o el reflejo de tu imagen no es igual tras la pantalla, no me alivia tu sonrisa si no me acarician tus manos”. “No me alientan tus palabras si te tengo lejos”. “Estoy asustado, necesito que me acurruques, que me calmes”.

Tenemos en nuestra mano acudir a la tecnología para comunicarnos. Es la ocasión de echar mano de ella y utilizarla, aunque nos cueste aprender a utilizarla, la mejora de la comunicación compensa el esfuerzo. Aplicaciones como Skype o Zoom nos permiten vernos a distancia, mucho mejor que solamente por teléfono. Hay aplicaciones que nos permiten hacer actividades juntos, por ejemplo, Netflix Party, una herramienta para ver series o películas juntos.

La tecnología nos permite también compartir momentos con nuestros amigos comunes, por WhatsApp, redes sociales, etc.

No podemos compartir el espacio; pero sí podemos compartir el tiempo. Planifiquemos momentos de dedicación exclusiva. Es conveniente fijar y planificar periodos en los que nos comuniquemos y compartamos lo que nos ha pasado durante el día, nuestros anhelos, nuestras frustraciones, nuestros miedos; y también los buenos momentos.

La separación es dura y podemos hacer más llevadero este tiempo de separación recordando los momentos buenos que hemos pasado juntos y hablar de ellos, buscar fotos de nuestros viajes, celebraciones y momentos especiales, pensar en el otro con una sonrisa, ser conscientes de que estamos juntos en esta vida, y que este es un capítulo más de nuestra aventura juntos. Podemos dedicar un tiempo a soñar lo que haremos cuando nos veamos y estemos juntos. Quizás atrevernos a tener sexo virtual, lleno de cariño y ternura. Preparemos estos momentos adrede, no esperemos a que surjan espontáneamente.

También tenemos que abrirnos a sentir la tristeza de estar separados, abrirnos a sentir las ganas de tenernos cerca; a compartir nuestros miedos y a dejar y aceptar que el otro los tenga y sienta necesidad de que le escuchemos. Dejando que fluyan nuestras lágrimas y sollozos, pero sin olvidar que pronto podremos abrazarnos.

Es inevitable sufrir, si nos ha tocado estar separados durante la cuarentena, pero estas ideas pueden hacer que estas semanas que aún nos quedan sean algo más llevaderas.

26/3/2020

Metáfora de la semana

Viñeta sobre la Metáfora de la semana

Powered by
Quodem